MARCET ES FÚTBOL

Institución de referencia

Desde 1978, en Marcet nos hemos dedicado a acumular conocimiento sobre el deporte rey y a transmitirlo a miles de jóvenes jugadores, entrenadores, profesores, instituciones y profesionales de todo tipo. Para ello, Marcet conecta tres puntos indispensables: la formación deportiva, la formación académica y los valores humanos que – gracias al deporte – son capaces de imprimirse con fuerza en todos nuestros estudiantes.

Gracias a décadas de trabajo y esfuerzo, nos hemos convertido en la institución de referencia en la formación del fútbol a escala mundial.

Desde Barcelona, hemos extendido nuestra presencia a más de 30 países desde los cuatro fundamentos de Marcet:

Desde 1978, en Marcet nos hemos dedicado a acumular conocimiento sobre el deporte rey y a transmitirlo a miles de jóvenes jugadores, entrenadores, profesores, instituciones y profesionales de todo tipo. Para ello, Marcet conecta tres puntos indispensables: la formación deportiva, la formación académica y los valores humanos que – gracias al deporte – son capaces de imprimirse con fuerza en todos nuestros estudiantes.

Gracias a décadas de trabajo y esfuerzo, nos hemos convertido en la institución de referencia en la formación del fútbol a escala mundial.

Desde Barcelona, hemos extendido nuestra presencia a más de 30 países desde los cuatro fundamentos de Marcet:

Especializada en formar jugadores y porteros desde los 4 años hasta que alcanzan su lugar en el fútbol profesional, a través de la Metodología Marcet y siempre bajo la máxima de que la vida de un futbolista es muy corta y la de un ex futbolista, muy larga. En Marcet se vinculan los estudios académicos con los deportivos. No entendemos los unos sin los otros.

Dedicada a investigar todos los aspectos del fútbol y diseñar metodologías para la transmisión efectiva del conocimiento generado. Además, se dedica a formar profesionales de este deporte, fuera del campo.

Para ofrecer oportunidades a aquellos que menos tienen, la Fundación Marcet gestiona un completo programa de becas. Gracias a esta Fundación, cientos de jóvenes futbolistas de todo el mundo han encontrado en el fútbol un camino para salir de la pobreza y formarse en lo académico, en lo deportivo y en valores.

Marcet tiene la vocación de extender el fútbol y sus valores por todas las vías posibles. Como consecuencia de ello, ofrece a todas las instituciones relacionadas con este deporte sus años de experiencia a través de su servicio de consultoría, para ayudarles a encontrar viabilidad económica y a organizarse de manera que sus servicios sean eficaces y marquen la diferencia en su ámbito social.

ACADEMIA

Especializada en formar jugadores y porteros desde los 4 años hasta que alcanzan su lugar en el fútbol profesional, a través de la Metodología Marcet y siempre bajo la máxima de que la vida de un futbolista es muy corta y la de un ex futbolista, muy larga. En Marcet se vinculan los estudios académicos con los deportivos. No entendemos los unos sin los otros.

UNIVERSIDAD

Dedicada a investigar todos los aspectos del fútbol y diseñar metodologías para la transmisión efectiva del conocimiento generado. Además, se dedica a formar profesionales de este deporte, fuera del campo.

FUNDACIÓN

Para ofrecer oportunidades a aquellos que menos tienen, la Fundación Marcet gestiona un completo programa de becas. Gracias a esta Fundación, cientos de jóvenes futbolistas de todo el mundo han encontrado en el fútbol un camino para salir de la pobreza y formarse en lo académico, en lo deportivo y en valores.

CONSULTORÍA

Marcet tiene la vocación de extender el fútbol y sus valores por todas las vías posibles. Como consecuencia de ello, ofrece a todas las instituciones relacionadas con este deporte sus años de experiencia a través de su servicio de consultoría, para ayudarles a encontrar viabilidad económica y a organizarse de manera que sus servicios sean eficaces y marquen la diferencia en su ámbito social.

.

A DÓNDE VAMOS

En Marcet sabemos que el fútbol es el único fenómeno que ha logrado eliminar las fronteras. En consecuencia, trabajamos para formar y conectar entre sí a futbolistas, profesionales e instituciones de todo el mundo.

Este intercambio de conocimiento y experiencias enriquece a todos y permite el crecimiento personal de todos los individuos relacionados con el deporte rey.

Para lograr este objetivo, hemos abrazado todas las posibilidades que ofrece la era digital. Mediante las nuevas tecnologías y la globalización del transporte, somos pioneros a escala global en la formación en fútbol.

Desde nuestra sede central en Barcelona, hemos ayudado a desarrollar el fútbol en más de 30 países y hemos ayudado a alcanzar el éxito a cientos de jugadores e instituciones. Solo es el principio.

A DÓNDE VAMOS

En Marcet sabemos que el fútbol es el único fenómeno que ha logrado eliminar las fronteras. En consecuencia, trabajamos para formar y conectar entre sí a futbolistas, profesionales e instituciones de todo el mundo.

Este intercambio de conocimiento y experiencias enriquece a todos y permite el crecimiento personal de todos los individuos relacionados con el deporte rey.

Para lograr este objetivo, hemos abrazado todas las posibilidades que ofrece la era digital. Mediante las nuevas tecnologías y la globalización del transporte, somos pioneros a escala global en la formación en fútbol.

Desde nuestra sede central en Barcelona, hemos ayudado a desarrollar el fútbol en más de 30 países y hemos ayudado a alcanzar el éxito a cientos de jugadores e instituciones. Solo es el principio.

DE DÓNDE VENIMOS

Palacio Marcet, en la Barcelona del siglo XIX, terreno donde hoy se encuentra la sede central de Marcet.

El 90% de los jóvenes jugadores de fútbol no llegan a profesionales. La falta de metodología, seriedad y profundidad en los conocimientos frenan el desarrollo completo y satisfactorio del futbolista. Los pocos que llegan a vivir de este deporte, tienen una vida como futbolistas muy corta. Con poco más de 30 años, se ven obligados a dejar el terreno de juego y se topan con toda una vida por delante que llenar de sentido. Por desgracia, pocos jugadores se preocupan de formarse académicamente y, a su retirada, no saben hacer nada.

Ante esta situación, el ex futbolista internacional Javier Marcet y su hijo, José Ignacio, quisieron poner remedio y, para ello, crearon – en 1978 – Marcet, una institución dedicada a tres necesidades del mundo del fútbol: dotarlo de profesionalidad, profundidad de contenido y la posibilidad de combinarlo con estudios académicos.

Desde entonces, Marcet ha logrado formar a miles de alumnos que han encontrado su sitio en el fútbol profesional o han tenido la oportunidad de formarse para seguir una carrera distinta que les garantice su futuro.

DE DÓNDE VENIMOS

El 90% de los jóvenes jugadores de fútbol no llegan a profesionales.

La falta de metodología, seriedad y profundidad en los conocimientos frenan el desarrollo completo y satisfactorio del futbolista.

Los pocos que llegan a vivir de este deporte, tienen una vida como futbolistas muy corta. Con poco más de 30 años, se ven obligados a dejar el terreno de juego y se topan con toda una vida por delante que llenar de sentido.

Por desgracia, pocos jugadores se preocupan de formarse académicamente y, a su retirada, no saben hacer nada.

Palacio Marcet, en la Barcelona del siglo XIX, terreno donde hoy se encuentra la sede central de Marcet.

Ante esta situación, el ex futbolista internacional Javier Marcet y su hijo, José Ignacio, quisieron poner remedio y, para ello, crearon – en 1978 – Marcet, una institución dedicada a tres necesidades del mundo del fútbol: dotarlo de profesionalidad, profundidad de contenido y la posibilidad de combinarlo con estudios académicos.

Desde entonces, Marcet ha logrado formar a miles de alumnos que han encontrado su sitio en el fútbol profesional o han tenido la oportunidad de formarse para seguir una carrera distinta que les garantice su futuro.

UNA ESCUELA DE INDIVIDUOS

La base de la labor de Marcet es la diferenciación respecto a los clubes. Marcet no es un equipo ni busca victorias en campeonatos. Marcet se centra en la formación del individuo y, los éxitos, vienen uno a uno.

“Cualquier club es, por naturaleza, un ente competitivo. Ganar es su razón de ser. En consecuencia, los equipos buscan la eficiencia en la combinación de fortalezas de sus once jugadores en el campo, quedando en segundo plano el crecimiento individual de cada futbolista. Marcet, en cambio, es de naturaleza formativa.
Su objetivo es que cada jugador alcance su potencial y sepa poner su técnica individual y otras fortalezas al servicio de todo el equipo de manera inteligente y efectiva.”
J. Marcet

UNA ESCUELA DE INDIVIDUOS

La base de la labor de Marcet es la diferenciación respecto a los clubes.

Marcet no es un equipo ni busca victorias en campeonatos. Marcet se centra en la formación del individuo y, los éxitos, vienen uno a uno.

“Cualquier club es, por naturaleza, un ente competitivo. Ganar es su razón de ser. En consecuencia, los equipos buscan la eficiencia en la combinación de fortalezas de sus once jugadores en el campo, quedando en segundo plano el crecimiento individual de cada futbolista. Marcet, en cambio, es de naturaleza formativa.
Su objetivo es que cada jugador alcance su potencial y sepa poner su técnica individual y otras fortalezas al servicio de todo el equipo de manera inteligente y efectiva.”
J. Marcet