Marcet colabora con el Hannover 96 y la empresa alemana Exerlights en la implementación de nuevos modelos de entrenamiento.

Fomentar el fútbol inteligente y hacer que los alumnos sepan encontrar en sí mismos la solución a los problemas que afrontan en el campo. Éste es el mantra que comparten los planteamientos metodológicos de Marcet y Hannover 96, dos escuelas de fútbol que en los últimos años han intensificado sus relaciones para desarrollar nuevas y más eficaces estrategias didácticas. Su última colaboración gira alrededor de las nuevas tecnologías y tiene como objetivo la creación de un entorno formativo más a medida de los niños.

En una reciente visita a nuestras instalaciones de Barcelona, los técnicos del Hannover 96 llegaron acompañados de representantes de la compañía alemana Exerlights, empresa dedicada a innovar los tradicionales métodos de enseñanza en el fútbol. “Juntos estamos desarrollando un modelo de entrenamiento pensado para mejorar la percepción visual y la toma de decisiones autónoma por parte de los niños”, explica Benito Montalvo, director del Programa Profesional Junior.

“SE TRATA DE COMBINAR varios estímulos para que el alumno tenga que pensar constantemente”

Dieciséis alumnos Marcet probaron una variante tecnológica de Funiño, el sistema ideado por el técnico alemán Horst Wein, uno de los mayores expertos de metodología en lo que a fútbol base se refiere. Se trata de una competición con cuatro porterías, en la que los jugadores participan sin la intervención de adultos que puedan limitar su creatividad. Así, los niños están libres de cometer errores, aprender de ellos y desarrollar su potencial innato.

“Este sistema da la posibilidad al jugador de desarrollar una buena toma de decisiones”, comenta Montalvo. “Además, estamos experimentando con una versión tecnológica de Funiño, en la que utilizamos leds tanto en las porterías como en los límites del campo y en los chalecos de los jugadores. Se trata de combinar varios estímulos para que el alumno tenga que pensar constantemente.”

Un método de entrenamiento que va en la línea de lo que ha estado haciendo Marcet en los últimos años. “Tenemos muchos puntos en común con esta filosofía”, explica el director del Programa Profesional Junior: “De hecho, nuestro Departamento de Nuevas Tecnologías lleva años utilizando las Reaction Goals, pequeñas porterías luminosas que permiten mejorar la toma de decisiones y la visión periférica. En este sentido, nuestro trabajo se puede complementar perfectamente con las propuestas de Exerlights y Hannover 96“.

La colaboración metodológica con entidades que están a la vanguardia de la investigación metodológica en el fútbol es desde siempre una de las razones de ser de la Academia Marcet. Sobre todo cuando se trata de fomentar un aprendizaje activo por parte de los alumnos, ya que un jugador inteligente es el que sabe encontrar en sí mismo la solución a los problemas que tiene que afrontar en el terreno de juego. Es la mayéutica aplicada al fútbol: el entrenador puede y debe guiar al alumno en el camino, pero es éste el que tiene que ‘parir’ sus conocimientos.

 

Compartir